La Sinfónica, en un concierto homenaje a Nicolás Chumachenco

Nicolás Chumachenco

En el marco de su temporada en el CCK, la Sinfónica Nacional rinde homenaje a la trayectoria del violinista polaco-argentino Nicolás Chumachenco. Además del concierto para violín de Ludwig van Beethoven, la Orquesta, bajo la dirección del joven Mariano Chiacchiarini, ofrecerá fragmentos de Mi madre la oca y Dafnis y Cloé de Ravel, más el estreno mundial de una obra de Alex Nante, ganadora del Premio SADAIC 2013.

Orquesta Sinfónica Nacional 
Director invitado: Mariano Chiacchiarini (clic para ver bio)
Solista: Nicolás Chumachenco, violín

Programa           
Maurice Ravel: “El jardín mágico”, (quinto movimiento) de la suite Mi madre la oca
Alex Nante: Tres sueños lúcidos (Estreno mundial, obra galardonada con el Premio SADAIC 2013, en su 80° Aniversario)
Maurice Ravel: Suite n° 2 de Dafnis y Cloé
Ludwig van Beethoven: Concierto para violín y orquesta en re mayor, op. 61

Nicolás Chumachenco

Chumachenco nació el 27 de marzo de 1944 en Polonia. Estudió con su padre Boris Chumachenko. A los doce años interpretó el Concierto en re menor de Wieniawski con la Orquesta Sinfónica de la Universidad Nacional de Tucumán, lo que le permitió obtener una Medalla de Oro. Con una beca del Mozarteum, estudió en la Argentina.

Perfeccionó sus estudios de violín en Estados Unidos junto al mítico Jascha Heifetz en la Universidad del Sur de California y con Efrem Zimbalist en el Instituto Curtis de Filadelfía. Desde 1990 es director solista de la Orquesta de Cámara Reina Sofía.

Grandes directores contaron con él como solista. Entre ellos, Wolfgang Sawallisch, Zubin Mehta, Ferdinand Leitner, Vaclav Smetacek, Peter Maag, Rudolf Kempe.

Con ese recorrido, Chumachenco ofreció su visión sobre las posibilidades de formación de un violinista en la Argentina. “Como tantas veces en la historia, en la formación a veces se generan huecos, a veces por razones políticas, y es difícil para los violinistas jóvenes tomar contacto con otros colegas de más experiencia y aprender de ellos”.

“Me siento muy afortunado por la vida que me tocó, donde a veces el trabajo del músico es un trabajo que no tiene su debida recompensa”, concluyó.

 

Alex Nante

Alex Nante

(1992, Buenos Aires, Argentina) es licenciado en Artes Musicales con orientación en composición en la Universidad Nacional de las Artes (UNA), en donde estudió composición con Santiago Santero y dirección orquestal con Luis Gorelik. Realizó estudios de guitarra con Antoliano Rojas, piano con Mónica Opansky y composición con Marcelo Delgado y Luis Mucillo.

Desde el año 2014 vive en París. Obtuvo un diploma de Master 1 en Musicología en la Universidad de Paris 8 de Saint Denis, donde tomó clases de composición con José Manuel López López . Paralelamente obtuvo un “prix de perfectionnement” en el Conservatorio de Reims, en donde estudió con Daniel D’Adamo. Actualmente continúa sus estudios de composición con Stefano Gervasoni en el Conservatorio Nacional de Música de París.

Participó de varios workshops de composición, como el “Writing for Vocal Ensemble” del Britten Pears Programme, con Michael Finnissy y Exaudi, y “Noirlac Academy” con el Quatuor Diotima.

Sus composiciones ganaron varios premios, entre ellos el primer premio del ciclo de música contemporánea del Teatro Cervantes de Argentina por su obra “Aleph” (2012), la Médaille d’or del concurso “Les Inouïes” de l’Association Musique en Roue Libre de Arras, Francia por “Quatre pièces pour flûte et piano” (2015) y tres primeros premios de composición orquestal: “Daegu Contemporary Music Orchestra” de Corea del Sur, por su pieza “Fulgor” (2010), “Guillermo Graetzer” (SADAIC) en Argentina, por “Tres Sueños Lúcidos” (2013) y “Île de Créations”, de Francia, por “La pérégrination vers l’Ouest“ (2015).

Sus piezas fueron interpretadas por Víctor Torres, Enrico di Felice “ Accroche Note”, “Parma Ensemble”, “Ensemble Intercontemporain”, “Ensemble l’Itinéraire”, “Excelsis Percussion”, “Compañía Oblicua”, “Ensemble SpazioMusica”, “Exaudi”, “Flame Ensemble”, “Orchestre National d’Île de France”, “Daegu Contemporary Music Orchestra”, entre otros.

Su interés por la difusión de la música contemporánea lo llevó a co-fundar en 2010, junto con Gonzalo Argüello y Juan Miceli la OANM (Orquesta Amigos de la Nueva Música), que estrenó varias piezas de compositores argentinos. En 2014 cofundó junto a Fernando Palomeque el ensamble de música contemporánea “Écoute”, integrado por músicos de la Cité Universitaire de París.

Alex Nante recibió la beca “Gisela Timmermann” del Mozarteum Argentino y la “ayuda a compositores para residencias artísticas” de Ibermúsicas.

Su obra Tres sueños lúcidos es estreno mundial a cargo de la Sinfónica Nacional de Argentina, obra galardonada con el Premio SADAIC 2013, en su 80° Aniversario.

Maurice Ravel: Suite n° 2 de Dafnis y Cloé

La personalidad musical de Joseph Maurice Ravel define las características de uno de los compositores franceses más extraordinarios del siglo XX. Artista renovador, orientado hacia una nueva estética; no obstante sus métodos modernos de instrumentación y de forma, ha sido considerado como un digno continuador de Couperin, Rameau, Chabrier y Fauré, autores que culminando con Debussy, sintetizan en Francia la interesante evolución del arte de los sonidos.

Original y minucioso, Ravel, utilizando su poderosa fantasía, somete su obra a los estilos más diversos, manifestando siempre un concepto elevado, un sentido preciso que otorga el perfecto equilibrio sonoro y la pureza expresiva a sus más notables creaciones. Tales particularidades surgen esencialmente visibles en Dafnis y Cloe, partitura que presenta las principales características del autor, manifestándose a la vez como una de sus obras maestras.

La concepción de esta bellísima expresión sinfónica fue sugerida a Ravel por Sergei Diaghilev, director de los célebres Ballets Russes, cuya presentación en París cautivó de inmediato el interés del público por el suntuoso despliegue de sus espectáculos y el admirable virtuosismo de sus bailarines.

Diaghilev, hombre de extraordinario talento y refinamiento, vislumbrando las extraordinarias dotes del compositor francés, solicitó a Ravel que escribiera la música para un ballet inspirado en la leyenda griega de Dafnis y Cloe. La idea entusiasmó al autor y conservando la línea puramente clásica del tema, creó una partitura sugerente, plena de hallazgos y ricas sonoridades que llegó a constituir la mayor atracción de este ballet, estrenado en el Théâtre du Châtelet en París por los Ballets Russes el 8 de junio de 1912; la coreografía fue de Michel Fokine y Vátslav Nizhinski bailó la parte de Dafnis. La escenografía fue diseñada por Léon Bakst, y la dirección orquestal estuvo a cargo de Pierre Monteux.

Dafnis y Cloe, proclamado en su hora como el mejor ballet presentado en Francia, presenta el magnífico complemento de su partitura, que abunda en pasajes de refinada armonía plástica. La magia orquestal se traduce en coloridas resonancias, dentro de la coherencia y unidad de una inspirada sinfonía. Por ello es que la música de Dafnis y Cloe ha logrado también fama universal como obra sinfónica de concierto, apareciendo sus temas divididos en dos suites orquestales, que presentan lo mejor de la partitura.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *