Violinistas de la Sinfónica Nacional y sus vecinos

Justamente, la persona que escribió el mensaje, se lo dedicó a «los del Violín». «Dejen de tocar todo el tiempo. Molestan y se escucha hasta la planta baja. ¡¡¡ Respeten el código de convivencia!!!», dice el cartel, y el triple signo de admiración es del mensaje, no nuestro.

El primer mensaje, contra «los del violín». Imagen: @flortundis.

Por supuesto, la respuesta al «amigable» cartel no tardó en llegar, firmado obviamente por «los del violín».

«Sres. vecinos: somos estudiantes e integrantes de la Sinfónica Nacional, de la cual vivimos. Así que tocaremos en los horarios permitidos por ley n° 1540«, escribieron. Alguien más contestó ese mensaje, escrito en un pentagrama, con un contundente: «Genios!».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *