Carta de apoyo de Martha Argerich a la Orquesta Sinfónica Nacional